El drop viene a definirse como la diferencia que hay entre el punto mas alto del talón de la zapatilla y el punto más bajo que esta en la zona metatarsal (metatarso).

A grandes rasgos a un drop más elevado más se favorece el apoyo del talón y a un drop menos elevado el apoyo se potencia en la zona del metatarso. Hasta aquí la teoría pero en la practica todo esto se viene bastante al traste.

Para elegir que drop es el adecuado en cada caso yo recomiendo basarse en dos factores:

  • Lesiones previas o sobrecargas habituales
  • Técnica de carrera

zapasSi eres de los que por norma general se sobrecargan mucho de soleos , gemelos o isquiotibiales o has tenido lesiones previas en cualquiera de estos músculos, os recomiendo que elijais una zapatilla con un drop intermedio o alto (entre 8-11 mm)

Si por lo contrario las lesiones o sobrecargas se centran en la musculatura anterior (cuadriceps o rodillas) buscaría un drop  más bajo (entre 5-7 mm)

En ambos caso intentar evitar los extremos, es decir, en cualquier caso evitar drops extremos por arriba o por abajo (13 mm y 0 mm).

Por otro lado debes tener en cuenta a la hora de elegir con que drop te quedas es como vas a correr. Si vas a hacer echar kilómetros y el ritmo no va a ser elevado opta por un drop intermedio-alto. Si por lo contrario el ritmo es elevado y las distancia son cortas o relativamente cortas puedes optar por un drop menos elevado (entre 4-7 mm).

Por último recomendar antes de elegir tu zapatillas realizar un estudio biomecánico en tu podólogo para determinar que tipo de pisada tienes y valorar tus características como runner. El te ayudará en tu elección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>